SEO

Sé la primera opción de los buscadores con el Posicionamiento Web SEO


Por Oscar Adame

Una de las más grandes penas que he sufrido durante mi carrera como escritor y colaborador en varias de las plataformas musicales más reconocidas de América Latina es que los editores web que saben hacer uso del SEO para potenciar la visibilidad de sus plataformas son en extremo limitados. 

Contrario a las grandes páginas de cultura pop y a los periódicos reconocidos, pareciera ser que los medios alternativos no tienen una gran idea del cómo funcionan los algoritmos de Google y cómo utilizarlos a su favor para multiplicar de forma exponencial la visibilidad de sus artículos y, por ende, la posibilidad de capitalizar sobre su trabajo. 

Como creador de una nueva página web, una de las primeras herramientas que tienes que impregnar dentro de tu sistema es la optimización en motores de búsqueda, un plug-in que se encuentra como SEO gracias a sus siglas en inglés. En el mismo, puedes trabajar aspectos técnicos de estructura y metadatos de tus contenidos con el objetivo de volverlos más útiles y facilitárselos a los usuarios de los principales motores de búsqueda. 

El aprender a utilizar el SEO es aprender a colocar tus notas dentro de los primeros resultados de búsqueda orgánicos, es decir, los que no cuentan con una pauta. Este se divide en on-site, el cual se preocupa por la relevancia y optimización de la misma página, el cual se lleva a cabo a través de un proceso que describiremos a continuación. Por otro lado, el off-site se centra en factores externos a los incluidos en los metadatos, incluyendo tu número de clicks y menciones. 

Una vez teniendo la herramienta del SEO instalada dentro de tu sistema, lo único que tienes que hacer es dirigirte a lo más profundo de la pantalla de tu editor de notas. Ahí aparece un semáforo que indica qué tan útil están siendo los metadatos que introduces, a un lado se encuentra el editor de metadatos y una lista de puntos en los cuales centrarte. 


yoast-seo.png

La idea es llenar todos los puntos hasta que estén en verde, entre los cuales se incluye la longitud del título, la de la metadescripción, el slug y de la entrada por sí misma. Por otro lado, también se recomienda utilizar tu palabra clave (la cual dirigirá a tu posible audiencia a tu nota por medio de los motores de búsqueda) una cierta cantidad de veces dentro del texto y no olvidarte de colocarla dentro del título, la metadescripción y el slug del artículo. Por último, también toma en cuenta la cantidad de imágenes y los enlaces externos que colocas en la entrada. 

Este sencillo proceso multiplica la posibilidad que tiene tu contenido de llegar a su público meta. 

Jimena Montemayor