Tratamiento acústico 1.01 : Mejora el sonido en tu estudio

Unos pocos ajustes en tu estudio pueden fortalecer NOTABLEMENTE tus producciones y facilitar el proceso de mezcla.


¿Por que el tratamiento acústico es tan importante?

Muchos de nosotros somos felices gastar nuestro dinero duramente ganado en nuevos sintetizadores, plug-ins, librerías nuevas o un par de monitores de estudios nuevos, esto con el fin de obtener mejora en nuestro sonido y proceso como productores. Pero a menudo prestamos menos atención en los detalles más importantes y la cuestión mas trivial pero posiblemente la más importante de tratar, el tratamiento de el lugar en donde trabajamos.

Al mezclar,
¿Notas que hay algunas frecuencia que se disparan hacia nosotros y son extremadamente notables mientras que otras parecen mas silenciosas de lo que deberían ser?

¿Haz notado que tus producciones en cualquier otro lugar que no sea tu estudio no solo suena diferente, sino que mucho peor?

Estos tipos de problemas son comunes si se mezcla en una sala no tratada, y si estas en este caso existe la posibilidad que hayas utilizado ecualizadores de la forma equivocada, tratando de balancear frecuencias que estás percibiendo con más o menos energía de lo normal debido a la mala acústica que pueda existir en tu sala/estudio.

Un hecho claro, es que teniendo una acústica correcta en tu estudio es una condición NECESARIA para hacer un mix solido y correcto, una sala acústica bien tratada también es clave para una buena grabación, al rededor de el 90 % de la calidad de una grabación se determina antes de que el sonido llegue al micrófono.

Un tratamiento acústico correcto puede generar mucho mejor calidad en las grabaciones y mayor precisión en el mix que lo que podría generar algunos de los plug-inas más caros en el mercado, además el tratamiento acústico no tiene por que ser costoso, especialmente si tu te encargas de fabricar tu propio tratamiento.


Lo que escuchas en el estudio

Cuando escuchas un par de altavoces en el estudio, lo que realmente escuchas es una mezcla de sonido directo de los altavoces más las reflexiones del sonido que se generan al rebotar en las superficies duras de la habitación, incluidas las paredes, el techo, el escritorio y los racks de equipos.

Esto es de esperar: vivimos en un mundo reflexivo, y sin reflexiones, todo suena extraño, como en una cámara anecoica (una cámara de prueba especialmente diseñada que absorbe todo el sonido para evitar cualquier reflexión).

En el mundo real no mezclamos música en cámaras anecoicas, pero si lo hicieras terminarías con una mezcla final que solo se traduciría correctamente a un puñado de oyentes de todo el mundo con acceso a su propia cámara anecoica.

En un estudio típico, las reflexiones son algo normales, pero estas reflexiones en teoría deben de mantenerse bajo control para permitir que los monitores y los oídos interpreten las señales de forma correcta, al tener un cuarto mal tratado en las frecuencias medias y altas, los reflejos excesivos de la sala comprometen tanto la claridad como la imagen estéreo de los altavoces, y en las frecuencias graves podrías notar picos resonantes que pueden hacer que algunas notas graves parezcan mucho más altas que otras.

Un estudio ideal, las reflexiones son controladas de tal manera que permiten que todas las frecuencias se desintegren a la misma velocidad (un tiempo de absorción ideal de la reverberación del cuarto adecuado sería al rededor de 0.3 - 0.5 segundos)


La física de las ondas de sonido

Cuando el sonido se refleja en una superficie solida, causa un patrón de interferencia constructiva y destructiva al combinarse con todo el otro sonido que existe en la sala.

En las frecuencias graves, en relación con las dimensiones de tu cuarto, los picos y valles de las formas de onda físicas que están sonando a través de todo tu cuarto se pueden "acomodar” en cierta zona y estas zonas en donde se acomodan se llaman formas de onda estacionarias.

Las ondas estacionarias no son deseables en el estudio, ya que pueden causar muchas diferencias en la respuesta de frecuencia, especialmente en formas de onda graves, estas pueden dificultar seriamente la toma de desiciones tomadas sobre la mezcla de una canción. Estas formas de onda estacionarias son responsables de cuartos resonantes.


Herramientas de tratamiento acústico básicas

En la búsqueda de la habitación perfecta, hay dos herramientas principales en el arsenal del tratamiento acústico, Difusores y Absorbentes, que tratan cada uno un problema diferente.

  • DIFUSORES:
    Propagan de manera uniforma la energía y asignan al azar reflexiones duras que, de lo contrario, podrían confundir la imagen estéreo.

  • ABSORBENTES:
    Absorben la energía del sonido, reduciendo los reflejos y la reverberación en la habitación, Se utilizan para reducir el tiempo de reverberación de una sala en diferentes frecuencias.


Los Difusores

Es el tipo de difusor más simple, una superficie sólida irregular, a menudo hecha de bloques de madera de diferentes tamaños fijados a un panel plano. Al propagar los reflejos intensos y dispersarlos, los difusores ayudan a crear un sonido musical más uniforme, sin reducir significativamente el tiempo de reverberación de la sala. Esto explica por qué la difusión se utiliza a menudo para endulzar el sonido de las salas más grandes en vivo, así como las salas de control.

Los difusores comerciales grandes típicamente están hechas por una serie de cámaras de madera rectangulares de diferentes profundidades, en donde la profundidad y el esparcimiento se calculan para brindar una difusión óptima. Sin embargo, algún mueble lleno con artículos colocados al azar (libros y DVD´s, por ejemplo) también dispersa el sonido en frecuencias medias y altas.

Podrías pegar bloques de madera de diferentes tamaños y formas en una tabla de respaldo para una alternativa práctica y barata.

multifuser-wood-64-light-brown-grande-copia.jpg800x800.r.jpg


En la práctica, esto significa que las variaciones de altura de la superficie de 100 mm o más deben tener un efecto real de dispersión en las frecuencias medias y altas, efectivo a aproximadamente frecuencias en la zona de 1 kHz y por arriba.

Los difusores se colocan a menudo en habitaciones más grandes o en las paredes traseras de los espacios de tamaño medio, y en la gran mayoría de los estudios se utilizan junto con los absorbentes.

Los difusores tienden a ser menos efectivos en habitaciones muy pequeñas, ya que no hay espacio para que se produzca una dispersión adecuada.

TIP
En un momento se creía que poner cartones de huevos en las paredes de un estudio mejoraría la acústica e introducir una difusión útil.
En realidad, las cajas de huevos son demasiado livianas para hacer algo útil en el frente de el tratamiento y su perfil es demasiado superficial para producir mucha dispersión.


Los Absorbentes

Los absorbentes son paneles hechos de materiales porosos, como lana, fibra de vidrio o espuma que amortiguan los reflejos del sonido, hacen esto permitiendo que las formas de sonido pasen a través de ellas y se retiren, pero en el proceso, la fricción convierte parte de la energía del sonido en calor, lo que significa que refleja menos el sonido de lo que entra originalmente.

Con absorbentes, el tamaño importa mucho, un panel poroso de 85 mm en grosor, absorbe las frecuencias de 1000 Hz y superiores de manera muy eficiente.

TIP
Inclinar / espaciar un absorbente lejos de la pared mejora su capacidad para absorber frecuencias más graves . Un panel absorbente de 50 mm espaciado a 50 mm de la pared es casi tan efectivo como un panel de 100 mm de espesor fijado directamente a la pared.

¿Como hacer paneles acústicos por tu cuenta?

Puedes hacer sus propios absorbentes de frecuencia media / alta colocando placas aislantes de pared de lana mineral de 30 o 50 mm en marcos de madera de 100 mm de profundidad donde la lana mineral esté al ras con la parte frontal del marco para dejar un espacio de aire atrás.
Estos serán al menos tan efectivos como un espesor equivalente de espuma acústica, y mucho más baratos. Después cubrir todo con tela porosa, como algodón o una sábana de poliéster, engraparlo alrededor de la parte posterior del marco y colgarlo en la pared como si fuera una pintura.

Use guantes y una máscara antipolvo cuando maneje lana mineral o fibra de vidrio, ya que las fibras pueden irritar la piel y los pulmones. Siempre cubra las trampas de bricolaje con material para evitar que las fibras se escapen al aire.

TIP
Si no quieres dañar las paredes pegando espuma directamente sobre ellas, simplemente pega un CD viejo en la parte posterior del panel de espuma y luego cuelga esto a un clavo en la pared.

Jimena Montemayor